Juan A. Arias

Amplíe su vida con una cocina rústica de obra en el exterior

Ya tenemos una casa rodeada de espacio libre

Hemos proyectado su uso y disfrute con materiales naturales como suelo de barro artesanal y una bonita pérgola de madera. El ambiente acogedor esta garantizado. Queremos subir de nivel siendo los mejores anfitriones. Lo mejor, una cocina de exterior.

Antes de hacer cualquier otra cosa, invierta algún tiempo pensando en lo que realmente quiere y necesita para su cocina al aire libre. No deje que las casas de sus vecinos o alguna idea vista en la televisión le influyan de manera prematura. Hay un montón de tiempo para eso más tarde, cuando vayamos a la parte "estilista" del proceso de planificación. En su lugar, pregúntese cómo utilizaría usted realmente el nuevo espacio y lo que tiene más sentido en términos de la arquitectura de su casa. También debemos estudiar el entorno existente sea naturaleza o vecinos. Después veremos que el estilo “clean rustic”, con sus baldosas de barro y el uso de la piedra natural, nos invita a actuar con discreción.

Consideraciones previas.

Con qué frecuencia cocino fuera.

Qué tipo de alimentos puedo cocinar fuera: pescados y carnes asadas, arroces…

Cuáles son mis opciones de parrilla: leña, carbón, gas butano, o más de uno

Qué me gustaría cocinar fuera que no puedo ahora: Salsas, aves enteras, cortes grandes de carne o incluso fritos…

Cuánta gente va a cocinar en la cocina al aire libre.

Puede que sea necesario tener en cuenta la seguridad de los niños.

Cuánto trabajo de preparación voy a hacer afuera.

Qué quiero para almacenar en la cocina al aire libre: herramientas para parrillas, platos, o demás.

Va a ser un área de entretenimiento.

Tengo la intención de comer fuera o en el comedor de casa.

Me gustaría ser capaz de lavarme las manos o los platos fuera.

Quiero la cocina al aire libre para estar cerca de la casa o por separado

 

Piense con cuidado acerca de su configuración actual para cocinar al aire libre y evalúe lo que le gustaría mejorar así como lo que funciona bien con su estilo de vida.

Elegir un buen lugar.

Siga estos consejos para evaluar donde se debe construir su cocina al aire libre.

No hay lugar "correcto" para una cocina al aire libre. Es posible que la idea de una zona de barbacoa junto a la puerta trasera de su casa, o un pabellón-cocina independiente en la piscina, pueda adaptarse mejor a su estilo.

La tendencia del estilo rústico moderno anima a crear pabellones de equipamientos cercanos a la casa principal. Llevaremos hasta allí el suelo de barro para exterior o la calzada de piedra natural. Al ser fusión entre minimalismo y estilo rústico haremos prevalecer la unicidad de texturas y “no diseñar demasiado”. Basta con trazar unas líneas simples y ejecutar el proyecto con materiales tradicionales y auténticos. Basta con un protagonista y un fondo neutro. Un ejemplo valido seria un pabellón de pilares blancos sobre una teselación tradicional de baldosas de barro manual y todo cubierto por una pérgola de madera de gran porte.

Estas ubicaciones remotas pueden funcionar muy bien, sobre todo si usted está planeando un espacio totalmente equipado que requiere menos apoyo desde la cocina de interior. En este escenario, es posible que desee incorporar más capacidad de almacenamiento, para que pueda mantener lo esencial como cuencos, utensilios, condimentos y platos en su punto de uso. Un fregadero le resultará indispensable para evitar entrar en casa el cada vez que necesita, por ejemplo, para lavarse manos.

También cabe la posibilidad de una cocina al aire libre anexa a la casa. Es una solución muy popular por varias razones. Cuando la cocina al aire libre está “pegada a la casa”, esta ofrece refugio natural. La pared de la vivienda puede constituir un buen escudo para electrodomésticos adosados. Además es fácil extender un alero o añadir una pérgola u otra estructura de cubierta para proporcionar protección contra la lluvia y la nieve. Además, es generalmente menos caro de colocar las líneas de instalaciones de la casa a la cocina adosada al aire libre.

Si elige una cocina adosada a la casa, recuerde que usted permanecerá más cómodo en la cocina si es contra una pared orientada al norte en lugar de un sur más caluroso o en la pared orientada al oeste. "Si la zona de cocción se coloca bajo un techo voladizo techo o porche, asegúrese de que está cerca del final de lo contrario, serán atrapados humo y los olores". Es una buena idea pensar en la distancia de las ventanas y puertas, a menos que desee que el interior de su casa huela como un ahumadero.

A tener en cuenta siempre.

Dondequiera que proyecte la cocina, recuerde prever refugio del sol y los elementos. Si va a ser en una terraza existente, puede que tenga que reforzar la estructura para soportar el sobrepeso de los equipos de la parrilla pesados.

Una vez que sabes donde quieres poner la cocina al aire libre es el momento de evaluar como disponerla. Este es un buen momento para consultar a un profesional, incluso si está planeando instalarla usted mismo.

"Incluso si usted no va a tener a alguien que redacte un proyecto, lo más inteligente es consultar a un experto desde el principio."

Para evitar incendios, la parrilla o cualquier aparato que produce calor deben estar, al menos, a 3 metros de distancia de la casa o de cualquier material combustible. Volvemos a hacer hincapié en la importancia de pavimentos no combustibles como el suelo de barro cocido o la piedra natural.

Bon appétit

Pedro Rosa Mena

El verdín aparece en los suelos de barro cuando están expuestos durante largos periodos de tiempo a condiciones climatológicas húmedas, con temperaturas de rango medio y en materiales porosos.

El verdín es una capa verde de plantas criptógamas (grupo taxonómico constituido por plantas desprovistas de flores), que se cría en las aguas dulces, principalmente en las estancadas, en las paredes, suelos porosos, lugares húmedos y en la corteza de algunos frutos, como el limón y la naranja, cuando se pudren. Según la Real Academia Española (R.A.E.) el moho es parte de la sustancia u objeto atacada por estas vegetaciones criptógamas.

1) Orígen del verdín

La porosidad en las baldosas cerámicas la definimos como el número de huecos que presenta una baldosa al evaporarse el agua durante la fase de secado, o bien quemarse las diferentes sustancias que componen la pasta cerámica durante la fase de cocción (dependiendo del punto de fusión de cada una de ellas). El grado de porosidad de cada tipo de pavimento cerámico define su capacidad para contener líquidos dentro de las baldosas, lo cual es muy importante ya que tiene un efecto proporcional con respecto a la dureza final del material.

El verdín aparece cuando el agua es absorbida por la baldosa de barro y es retenida en las cavidades interiores de la misma, al tiempo que desde el punto de vista climatológico, el área no es muy soleada o no está muy ventilada. Este microambiente es el ideal para que las esporas de determinadas plantas criptógamas se desarrollen y proliferen,  por tanto controlar la humedad es fundamental para erradicar y evitar la aparición futura de este problema en los suelos de barro. Puede aparecer tanto en ambientes de interior como de exterior. En interiores, las zonas más críticas son los baños y las cocinas, fundamentalmente por la emisión de vapores de agua, y aquellas zonas con poca ventilación y sistemas de calefacción por infrarrojos. En exteriores, en el hemisferio norte las superficies con orientación norte y las que están expuestas a muy pocas horas de luz solar directa.

2) Procedimiento para quitar el problema

Una vez el suelo esta barrido y completamente seco, utilizamos máquinas rotativas para distribuir y aplicar la óptima combinación de productos que su suelo de barro necesite junto a aspiradoras de líquidos antes que el pavimento vuelva a absorber la suciedad.La utilización de maquinaria es fundamental para que la fase de limpieza sea efectiva en superficies mayores a 15 m2. Para superficies inferiores a estas dimensiones los propios clientes podrían realizarla, siguiendo las instrucciones de uso de los productos destinados para tal fin, utilizando cepillo a mano y fregona en vez de maquinaria (aunque es muy sacrificado y poco efectivo en comparación al efectuado con maquinaria rotativa y aspiradora de agua).

Una vez obtenemos un suelo de barro completamente limpio debemos esperar hasta que esté completamente seco antes de aplicar un tratamiento de protección. El tiempo de secado varía según la estación en la que estemos pero por regla general esperamos entre 5 y 10 días. Durante el periodo de secado es recomendable no pisar el suelo y en caso de ser imprescindible, realizarlo sin calzado y con calcetines gruesos para evitar dejar potenciales huellas.

Para eliminar de manera efectiva el verdín no solo hay que limpiar primero la superficie con productos fungicidas y algicidas, que cubren la superficie y prevengan la proliferación futura de esporas, sino que también hay que reducir drásticamente la porosidad de la baldosa de barro y potenciar la acción fungicida preventiva de la limpiezaSin embargo, estas acciones para mantener los pavimentos cerámicos no serían eficaces a largo plazo al 100% sin la eliminación del origen continuado de humedades como por ejemplo: filtración ininterrumpida de agua por rotura de tuberías, mala evacuación de líquidos que provoca encharcamientos continuados en zonas permanentemente sombrías y con mala o nula ventilación.

3) ¿Que productos utilizamos para eliminar el verdín?

Disolución acuosa a base de tensioactivos catiónicos, secuestrantes, humectantes y sales inorgánicas. Se utiliza maquinaría rotativa para complementar su eficacia química y aspiradoras de agua para retirar rápidamente la suciedad (para que no vuelva a ser absorbida por la alta porosidad de las baldosas de barro y algunos pavimentos de piedra).

  • No emite vapores ni deja olores.

  • No deteriora los pavimentos ni las juntas, solo es agresivo contra las apariciones de moho, musgo y concentraciones de verdín.

  • Acción fungicida y algicida proveyendo un efecto curativo y preventivo.

  • Actúa lentamente con un intervalo de acción que puede variar entre 5 minutos y varias horas.

  • Debe ser complementado con una limpieza contra eflorescencias salinas.

  • Intervalo recomendable de temperatura para su uso: entre 5ºC y 35ºC.

  • Es necesaria la utilización del producto con gafas de protección para evitar salpicaduras y guantes.

  • Materiales especialmente sensibles a los detergentes alcalinos deben ser protegidos como maderas, pinturas o revestimientos plásticos.

Pedro Rosa Mena

Los salitres son eflorescencias salinas que se producen en la superficie exterior de los suelos de barro. Consisten en la recristalización de sales que pertenecen a los mismos distribuidas mediante disolución con el agua que los atraviesa. Una evaporación posterior al llegar a la superficie deja unas manchas características en forma de costras blancas.

1) Requisitos para la presencia de salitres

  • Sales en disolución en alguno de los elementos que compongan el pavimento. Principalmente serán los materiales porosos los susceptibles a contener sales solubles: obras de fábrica, pétreos, cerámicos…

  • Presencia de humedad. La más habitual sueles ser la humedad infiltrada, pero los pueden producir alguno de los cinco tipos de humedades descritos (infiltrada, capilar, accidental, condensación intersticial, de obra).

  • Transporte de las sales a través de los pavimentos hasta que se produce la recristalización. Esta recristalización puede suceder en la superficie o en el interior del material, dependiendo de la naturaleza de las sales, de la porosidad de los materiales y de las condiciones de evaporación. En caso de que la recristalización se produzca en alguna oquedad de los materiales se denomina fenómeno de criptoflorescencia.

2) Tipología de eflorescencias salinas

Las eflorescencias tienen el inconveniente que nunca se sabe cuándo, dónde y cómo van a aparecer aunque tienden a manifestarse en determinadas áreas de las obra, como los pavimentos porosos y fachadas.

Los tipos de sales eflorescibles que actúan dentro de la construcción es un número elevado, sin embargo hay algunos tipos que son más frecuentes de encontrar en la edificación como son:

  • Sulfato cálcico (hormigones y mamposterías): Aparece gracias a la existencia de otras sales y en periodos largos de humedad.

  • Sulfato potásico (arcillas, hormigones y morteros con agua de mar): Provocan una capa cristalina y provocan erosiones del material.

  • Sulfato magnésico – Sal de Epsom (piedras sedimentarias, yeso): Producen una pequeña erosión al cristalizar. Son manchas de color blanco y no permiten un recubrimiento de pintura sobre ellas.

  • Carbonato cálcico (materiales calizos): Producen una capa exterior blanca muy clara.

Normalmente, las eflorescencias en los suelos de barro antes de su colocación suelen producirse debido a:

  • Contenido de sales solubles existentes en el tipo de arcilla empleada.

  • Durante el periodo de cocción y secado, debido a la reacción química con los gases que han rodeado las piezas e interacción de los distintos componentes de las materias primas que forman la arcilla.

Una vez recién colocadas en un pavimento nuevo, las baldosas de barro tenderán a expulsar las sales que se encuentran en su interior debido a la humedad de las piezas y el mortero, este proceso es inevitable. El mismo será más o menos intenso dependiendo de la composición de la baldosa (que ya hemos explicado) y del factor humedad fundamentalmente.

Las humedades que producirán una recristalización en la superficie cuando se sequen son debidas principalmente a infiltraciones de agua en el terreno o en el hormigón de la cimentación. Estas humedades provocaran que aparezcan salitres en la superficie de los suelos de barro de sales que están presentes en la baldosa (se verán manchas en la parte central de la baldosa), en los áridos y en el cemento utilizado para el agarre (suelen aparecer en el perímetro de las baldosas).

Para erradicar definitivamente este tipo de problemas en los suelos de barro es fundamental la detección del origen de las humedades que hayan provocado la cristalización de las sales y, tener en cuenta las condiciones ambientales del lugar donde se ejecuta la obra.

3) Salitres: Prevención, reparación y protección

La eliminación de sales sobre suelos de barro puede realizarse reparando las causas que las han provocado o actuando sobre los efectos causados.

Reparación de causas: Se trata de actuar, mediante interrupción, sobre las causas directas que la producen, esto es, sobre las humedades. Sobre las causas indirectas (la existencia de sales solubles de los materiales) sin embargo es casi imposible actuar. No obstante, algunos productores de suelos de barro ofrecen sus baldosas con un pre-tratamiento que minimiza las sales inherentes a la composición de la baldosa de barro.

Reparación del efecto: Una vez interrumpidas las filtraciones de agua se procede a la eliminación de las eflorescencias. Se definen distintos sistemas de limpieza:

  • Limpieza natural: Se disuelven los cristales en agua pulverizada a presión y pasando un cepillo de cerdas por la superficie a limpiar. Dependerá de la dureza del cepillo y el coeficiente de absorción del material la efectividad del método. Normalmente se utiliza un secado artificial si la cantidad del agua utilizada es elevada.

  • Limpieza química: Se tratan de los procesos en los que la sal no se disuelve con facilidad en el agua, por lo que hace falta otro producto para disolverla. Entre los líquidos más utilizados se encuentran: el vinagre (antiguamente) y el ácido clorhídrico (actualmente). El método de limpieza es similar a la limpieza natural, se realiza también con aplicación del producto a presión.

  • Limpieza mecánica: Se utiliza en los casos en los que las sales se recristalizan formando superficies duras y difíciles de disolver. El tipo de limpieza a realizar dependerá de la dureza de la capa: cepillo de púas metálicas, bujardas y cepilladoras eléctricas o mediante chorros a presión.

Estas limpiezas pueden producir alguna alteración en los elementos constructivos a causa de las características del material, por lo que habrá que protegerlas para evitar posibles futuras eflorescencias. Para ello, se suelen realizar tratamientos de estabilización superficial que previenen de humedades e impermeabilizaciones de las baldosas de barro.

Las prevenciones se orientarán a las decisiones tomadas en proyecto y ejecución de los materiales. Habrá que prevenir dos aspectos a la hora de desarrollar la obra:

  • Prevención de humedades.

  • Asegurar la minimización de sales solubles: Habrá que cumplir con lo especificado en el Pliego de Condiciones a la hora de aceptar los materiales que llegan a obra (deberán ser mínimamente eflorescibles) y se deberán realizar los correspondientes ensayos de eflorescibilidad a los elementos realizados “in-situ” en obra. Estas comprobaciones habrá que realizarlas tanto con los materiales que van a cara vista como los que no.

  • Durante la construcción hay que evitar que los suelos de barro se mojen demasiado, por tanto, en caso de fuertes lluvias habrá que cubrirlos. Antes de ser trasladados a obra, el fabricante habrá de tener este mismo aspecto en cuenta.

  • Evitar que las baldosas de barro en obra se contaminen por absorción de sales solubles de fuentes externas. (no apilarlos sobre escorias del horno, en suelos salinos, encima de productos industriales, terrenos de escombros…).

  • No permitir que las baldosas de barro se mojen por las superficies que no están expuestas a una rápida evaporación. En caso de que aparezcan eflorescencias en zonas no expuestas determina que existen filtraciones anormales de agua debido a una incorrecta ejecución o a un fallo de proyecto.

4) Procedimiento de reparación

Una vez el suelo esta barrido y completamente seco, utilizamos máquinas rotativas para distribuir y aplicar la óptima combinación de productos que su suelo de barro necesite junto a aspiradoras de líquidos antes que el pavimento vuelva a absorber la suciedad. La utilización de maquinaria es fundamental para que la fase de limpieza sea efectiva en superficies mayores a 15 m2. Para superficies inferiores a estas dimensiones los propios clientes podrían realizarla, siguiendo las instrucciones de uso de los productos destinados para tal fin, utilizando cepillo a mano y fregona en vez de maquinaria (aunque es muy sacrificado y poco efectivo en comparación al efectuado con maquinaria rotativa y aspiradora de agua).

Una vez obtenemos un suelo de barro completamente limpio debemos esperar hasta que esté completamente seco antes de aplicar un tratamiento de protección. El tiempo de secado varía según la estación en la que estemos pero por regla general esperamos entre 5 y 10 días. Durante el periodo de secado es recomendable no pisar el suelo y en caso de ser imprescindible, realizarlo sin calzado y con calcetines gruesos para evitar dejar potenciales huellas.

5) Productos antisalitres usados en suelos de barro

Limpiadores concentrados a base de complejos de tensioactivos, protectores de corrosión. Se utilizan diluidos en agua e inyectados con maquinaria rotativa y retirada rápida con aspiradoras de agua. Características:

  • No emiten vapores por lo que no afecta a accesorios de la casa sensibles a los vapores ácidos como grifería y picaportes.

  • No deterioran los pavimentos ni las juntas, solo son agresivos con los restos de obra (morteros y cementos en pavimentos de nueva colocación) y eflorescencias salinas (especialmente en exteriores).

  • Eliminan las manchas de óxido rápidamente.

  • Intervalo recomendable de temperatura para su uso: entre 5ºC y 35ºC.

  • Actúan rápidamente con un intervalo de acción que puede variar entre 5 – 30 segundos.

  • Es necesaria la utilización del producto con gafas de protección para evitar salpicaduras, guantes y  ropa resistentes a los ácidos.

  • Hay que tener cuidado con materiales sensibles a los ácidos como los mármoles pulidos. Los mosaicos hidráulicos y derivados del cemento pueden verse afectados dependiendo de la proporción de producto diluido en agua para lo cual es necesario la supervisión de los profesionales.

Pedro Rosa Mena

Solo un correcto mantenimiento del suelo de barro garantiza una protección total contra las manchas y evita la aparición de problemas futuros.

Como hemos mencionado en post anteriores,este tipo de povimentos necesitan ser limpiados y protegidos para evitar potenciales problemas en el futuro. Ahora bien, si el mantenimiento que se realiza es defectuoso o erróneo incidirá directamente en la eficacia de la protección a medio y largo plazo. Es decir, ninguna protección puede garantizar contra las manchas si el mantenimiento de los suelos de barro es erróneo o descuidado.

Un mantenimiento incorrecto en algunos casos podría producir manchas cuya eliminación total presentasen mayor dificultad o la imposibilidad de hacerlo como por ejemplo: no limpiar y dejar que se seque en la superficie el líquido derramado de una botella de Coca-Cola. Sin la existencia del tratamiento de protección la mancha se produciría de manera instantánea, siendo casi imposible su eliminación posterior, ya que la baldosa absorbería directamente todo el líquido (esto ocurre igualmente con cualquier tipo de pavimento de piedra como mármoles o pizarras).

1) Procedimiento para mantener suelos de barro

Esta fase en sí misma es muy sencilla. Tras una buena limpieza del suelo de barro con aspiradora o mopa humedecida, fregamos el mismo diluyendo en un cubo con agua un vasito de producto para mantenimiento de suelos de barro Todobarro o utilización de ceras nobles de origen vegetal.

Es importante subrayar que la fregona hay que pasarla de manera uniforme y bien escurrida, no dejando charcos en la superficie. Posteriormente, dejamos secar al menos 20 minutos antes de pisar. La frecuencia de esta operación depende del uso que se le dé al pavimento, pero en circunstancias normales, es conveniente realizarla al menos una vez por semana.

2) Recomendaciones para un adecuado mantenimiento de los suelos de barro

  • Nunca utilizar detergentes, alcoholes, lejías ni amoniacos que alterarían los productos utilizados para el acabado.

  • Utilización de ceras nobles de origen vegetal diluidas con agua para la limpieza diaria mediante mopa o fregona ligeramente humedecida en el caso de que no tengan producto de mantenimiento Todobarro.

  • Se recomienda la utilización de topes o fieltros autoadhesivos para el mobiliario pesado que vaya a desplazarse con el fin de evitar potenciales ralladuras en el pavimento recién tratado. Evitar asimismo arrastrar enseres con gran peso que tengan protecciones de goma negra que pudieran dejar algún trazo de este color en el suelo. No obstante, en la gran mayoría de casos estas rayas  se suprimen con mantenimiento de limpieza estándar por parte del cliente.

  • No extender ningún tipo de superficie plástica durante un periodo amplio de tiempo (piscina movible por ejemplo) sobre el suelo de barro ya que impediría la transpiración necesaria de este tipo de suelos e impediría la evaporación de humedades con la posible aparición de salitres a medio plazo.

  • Eliminar el origen de cualquier fuente de humedad continuada como: filtraciones de agua por roturas de tubería, inexistencia de nivelación de superficie para evacuar agua (lo que produce encharcamientos continuados), etc.

  • Evitar, en la medida de lo posible, que se sequen sobre la superficie del barro de manera reiterada y en abundancia líquidos como bebidas alcoholicas, aceites u orines de mascotas.

  • La protección minimiza la absorción de manchas, sin la existencia del tratamiento de protección la mancha se produciría de manera instantánea siendo casi imposible su eliminación posterior (ya que la baldosa absorbería directamente todo el líquido), pero solo conjuntamente con un mantenimiento lógico y correcto puede garantizar que no tenga ningún problema futuro con su suelo de barro.

3) Características del producto de mantenimiento

El producto de mantenimiento TodoBarro está basado en ceras nobles de origen vegetal parcialmente modificadas y menos de un 5% de tensioactivos no iónicos que permiten la transpiración de este tipo de pavimentos.

Características:

  • Limpia de manera eficaz la suciedad habitual en todo tipo de suelos de barro y pavimentos rústicos de piedra y es delicado con los tratamientos.

  • Restaura el posible desgaste del tratamiento por tránsito y ralladuras en interiores y exteriores.

  • Regenera el brillo inicial de los suelos tratados.

  • No resbala y evita que se marquen pisadas.

  • Hidrata el suelo evitando que tenga aspecto reseco.

  • No necesita aclarado, huele a limpio y es ecológico.

  • El intervalo recomendable de temperatura para su uso es entre 35ºC y 5ºC.

Pedro Rosa Mena

Una correcta y eficaz protección de sus baldosas de barro evitará la aparición de manchas y facilitará su mantenimiento alegrándole con ello su vida.

En un post anterior explicamos como se realizaba profesionalmente la limpìeza de un suelo de barro. En esa fase era muy importante conocer si nuestro pavimento cerámico era de nueva colocación o por el contrario estaba ya en uso y había sido tratado anteriormente. Pues bien, en esta fase de protección es igualmente importante diferenciar entre pavimentos ubicados en exterior y aquellos situados en interior. Según sea su localización los productos a aplicar tendran diferentes propiedades aunque todos deberan alcanzar una serie de objetivos que enumeramos a continuación.

1) Objetivos para una óptima protección de suelos de barro

  • Reducir drásticamente la porosidad de la baldosa de terracota.

  • Hidratar el suelo, dejando con ello un tacto suave esencial para facilitar el mantenimiento en pavimentos de barro muy rugosos.

  • Evitar la aparición de salitres (eflorescencias salinas) y humedades.

  • Disminuir el riesgo de manchas domésticas.

  • Permitir la transpiración de las baldosas.

  • Mantener o intensificar la tonalidad natural de la baldosa (salvo que queramos expresamente tintar el mismo con un efecto cuero envejecido). Cuando los suelos estan muy deteriorados estéticamente se sugiere homogeneizar su estética superficiel tambien con efecto cuero..

Hemos de reseñar que los tratamientos de protección impiden la aparición de salitres y verdines salvo que existan humedades permanentes y continuadas en el tiempo. Estas han podido originarse por:

  • Deficiencias en la evacuación de aguas que provocan encharcamientos de manera continua.

  • Infiltraciones de agua en el terreno o en el hormigón de la cimentación.

  • Roturas de tuberías e inundaciones por accidentes climatológicos.

En estos casos, la protección minimiza la aparición de manchas de salitres y verdín aunque solo la erradicación del origen de las humedades consigue garantizar totalmente cualquier problemática futura.

En los suelos de barro en interior los tratamientos de protección se completan con un proceso de ennoblecimiento o acabado que proporciona mayor protección contra las manchas domésticas, facilita la limpieza, protege del desgaste y realza aún más la tonalidad natural de las piezas de barro.

2) Protección para interiores

Consta de dos etapas necesarias para conseguir nuestro objetivo, una de protección y otra que denominamos de acabado o ennoblecido.

2.1) Fase de protección de suelos de barro

Es fundamental, antes de empezar esta fase, comprobar que el suelo reúne las condiciones de secado para realizar el tratamiento de protección con éxito. Normalmente, el secado en interiores tarda más que en exterior por lo que las zonas con poca ventilación emplearán más tiempo en ello. Posteriormente, con el suelo bien barrido y seco aplicamos con brocha ancha (de unos 20 cm aproximadamente) y de manera uniforme los productos específicos para interior. De esta manera, el producto quedará igualmente repartido y sin charcos sobre las baldosas de barro y juntas. La proporción de producto aplicado en cada brochazo incidirá directamente en la intensidad de brillo y del efecto mojado de la solería de terracota.

Por último, hay que dejar que vuelva a secarse completamente entre 4 y 24 horas en una habitación con buena ventilación, que puede extenderse en habitaciones más húmedas. Un profesional puede acortar el mencionado periodo testeando el pavimento y si considera que las condiciones climáticas son muy favorables (tiempo veraniego muy caluroso por ejemplo). Es imprescindible el empleo de este tiempo mínimo (aunque parezca que el suelo este seco antes) y no pisarlo durante el mismo.

2.2) Fase de ennoblecido

El proceso de ennoblecido solo se aplica en suelos de  barro ubicados en interior. Esta fase proporciona una mayor protección contra las manchas domésticas, un tacto a las solerías más suave y un sedoso acabado satinado (o brillante a elegir). Además,  produce una mayor resistencia en las baldosas de barro y facilita aún más la limpieza, por lo que es altamente aconsejable para lugares sometidos a un uso intensivo. Esta etapa puede aportar estéticamente a los pavimentos tres opciones básicas:

  • Mantenimiento exacto del color y tacto de las baldosas. El producto no aporta valor añadido alguno a la estética solo aporta valor funcional.

  • Una mayor intensidad de la tonalidad natural de las baldosas (con elección de efecto brillante o satinado) y sedosidad de la superficie.

  • Un cambio de coloración a cuero, imitando al barro antiguo. Oscurecimiento recomendable para suelos muy deteriorados que son necesarios armonizar estéticamente. La tonalidad final del efecto cuero depende del tipo de suelo de barro sobre el que se está aplicando este colorido. Aquellas baldosas de barro con tonalidades naturales asalmonadas claras o pálidas tendrán un efecto cuero más claro que en los solados procedentes de arcillas más oscuras.

El procedimiento en esta última fase es similar al realizado en la de protección. Es decir, suelo bien barrido, perfectamente seco y aplicación del producto de manera uniforme con brocha ancha (de unos 20 cm aproximadamente). En este proceso, la aplicación del producto es más delicada (al ser más denso que el utilizado para proteger). Debemos tener cuidado y evitar exceso de producto al aplicarlo que podría producir marcas de brochazos sobre nuestros suelos de barro.

Entre esta fase de acabado y la anterior de protección es imprescindible dejar que el pavimento se seque perfectamente, respetando intervalos mínimos de entre 4 horas a 24 horas. En contadas ocasiones, el profesional puede considerar aplicar una segunda mano para conseguir una mayor protección, brillo y uniformidad, pero esto depende del grado de absorción y tipo de suelo de barro. Un exceso de producto, motivado por una segunda mano, puede provocar acumulaciones oscuras que posteriormente habría que eliminar manualmente con un paño empapado en disolvente.

El tiempo de secado (y pisado) recomendable para esta última oscila de 24 a 48 horas, dependiendo de las condiciones meteorológicas y de localización de la superficie trabajada, para un uso normal y de 3 a 5 días para un uso intensivo como por ejemplo celebraciones de fiestas.

2.3) Especificaciones de los productos para protección y ennoblecido

Los productos profesionales utilizados para interior tienen la siguiente composición y caracterásiticas:

  • Para la protección aplicamos emulsiones complejas de ceras parcialmente modificadas que son aplicados manualmente sin diluir. Características:

    • Penetran en profundidad y reducen drásticamente la porosidad de los suelos de barro.

    • Hidratan los suelos de barro y les deja un tacto suave esencial para evitar la acumulación de suciedad, facilitando con ello la limpieza y el mantenimiento ordinario este tipo de pavimentos.

    • Evitan la aparición de eflorescencias salinas.

    • No amarillean ni ennegrecen el suelo de barro.

    • Debe aplicarse por profesionales de manera uniforme, sin dejar charcos y en dosis adecuadas para cada tipo de suelo de barro completamente seco, ya un exceso del mismo puede producir zonas blanquecinas.

    • No requieren ningún cuidado especial ya que no están clasificados como peligrosos según la normativa vigente.

  • Para el ennoblecido o embellecimiento utilizamos una combinación de resinas y disolventes no inflamables aplicados manualmente. Permite que los suelos de barro transpiren, complementando y completando al proceso de protección en interiores. Características:

    • Nutre el suelo proporcionándole un tacto aún más suave y sedoso por lo que facilita aún más la limpieza en materiales muy rugosos.

    • Es altamente resistente al desgaste, por eso es aconsejable para lugares sometidos a un uso intensivo.

    • Crea un efecto antihuella y antigrasa.

    • No se exfolia, amarillea ni ennegrece.

    • Debe aplicarse por profesionales de manera uniforme, sin dejar charcos y en dosis adecuadas para cada tipo de suelo de barro completamente seco, ya un exceso del mismo puede producir acumulaciones oscuras.

    • Ventilar bien la zona durante la aplicación y secado del producto.

3) Protección para baldosas de barro en exteriores

Los productos aplicados en la fase de protección son diferentes a los aplicados en interior. Así, en este tipo de suelos la fase de ennoblecimiento por regla general no se aplica (salvo en zonas semi-descubiertas como porches, barbacoas y terrazas). Ello es debido a la exposición directa a las inclemencias atmosféricas de las solerías de barro exteriores. El sol, la lluvia y el frio desgastarían progresivamente la eficacia de los productos empleados en interior, por lo que necesitamos emplear otra combinación de productos más resistentes al clima.

En el caso de exteriores el proceso de aplicación es exactamente igual al de tratamientos de interior. Para exteriores no existe fase de acabado o ennoblecimiento (salvo en el caso de exteriores cubiertos como porches, etc..). El tiempo de secado (y pisado) recomendable para esta última oscila de 24 a 48 horas, dependiendo de las condiciones meteorológicas y de localización de la superficie trabajada, para un uso normal y de 3 a 5 días para un uso intensivo como por ejemplo celebraciones de fiestas.

 

3.1) Particularidades de los productos para exterior

A base de copolímeros acrílicos en dispersión acuosa aplicados manualmente sin diluir. Se emplean como tratamiento base que permite la transpiración al suelo de barro dejándole un leve efecto mojado permanente que intensifica el tono natural de la baldosa. En caso de querer un efecto natural el producto a aplicar se compone de una emulsión compleja de resinas diluidas en agua que también permiten la transpiración de estos suelos. Características sinilares a los de interior:

  • Penetran en profundidad, reducen drásticamente la porosidad de los suelos de barro y no huelen.

  • Confieren una textura más suave a los pavimentos rústicos evitando la acumulación de suciedad y facilitando con ello la limpieza y el mantenimiento ordinario.

  • Evitan la aparición de eflorescencias salinas.

  • Proporcionan protección contra todo tipo de manchas domésticas.

  • Previenen la formación de concentraciones de moho en pavimentos y juntas.

  • Actúan como protector evitando el desgaste prematuro por el uso y los agentes atmosféricos así como la rotura de las baldosas de barro por heladas.

  • No amarillean ni envejecen el suelo de barro con el paso del tiempo.

  • Deben aplicarse por profesionales de manera uniforme, sin dejar charcos y en dosis adecuadas para cada tipo de suelo de barro completamente seco, ya que un exceso del mismo puede producir zonas blanquecinas.

  • Intervalo recomendable de temperatura para su uso: entre 35ºC y 5ºC.

  • No requieren ningún cuidado especial ya que no está clasificados como peligroso según la normativa vigente.

Juan A. Arias

Una piscina estilo "clean rustic" con pavimentos rústicos artesanales de calidad es lo último en equipamiento para tu patio o terraza

Una piscina diferente.

¿más grande?

 No,   ...solo diferente.

¿…Qué puede ser tan diferente? Bueno, una piscina no es sólo un agujero en el suelo lleno de agua. Hay muchas cosas que son importantes para que una piscina constituya una experiencia única. Algunas de las características importantes de una piscina son la ubicación, entorno, ambiente, tamaño y la parcela en torno a ella. Bien sea de pavimento rústico o no.

Recuerda

Una piscina es lo último en equipamiento para tu patio o parcela. Es el centro de la vida familiar con los niños. Ellos pasan gran parte de sus veranos en el agua. Otros propietarios ven una piscina como un elemento estético fuerte, el foco de todo el paisaje. Cuando las piscinas incluyen juegos de agua, una iluminación singular, suelo rústico y diseño de conjunto, tienen gran influencia en los espacios al aire libre adyacentes. Esto se intensifica sobre todo cuando está bien iluminada por la noche (tanto el vaso como los pavimentos de exterior).

Es vital recordar que una piscina es sólo una parte de un panorama más amplio. Por lo tanto, lo mejor es utilizar un arquitecto paisajista para diseñar la piscina, así como su entorno en un solo proyecto. Con demasiada frecuencia, un constructor de piscinas se ocupa primero en diseñar la piscina sin un proyecto general del sitio. El resultado es que tu piscina y el paisaje no se complementan entre sí, y pierdes la oportunidad de integrar opciones que ofrecen mucho más valor por el mismo precio.

Si dispones de un patio trasero, es un intento de descubrir una manera de hacerlo mucho más llamativo e interesante. Añade una piscina. Es la excelente decisión para convertir un aburrido patio trasero en una atracción importante para toda la familia. Siempre será maravilloso para entretener a los visitantes. Y realmente no te rindas simplemente porque su patio es pequeño. También hay pequeñas piscinas y un montón de formas maravillosas para tener en consideración.

Toma precauciones

Debido a que las piscinas son una propuesta tan cara, es importante tomarse suficiente tiempo para proyectarla. Sólo se va a construir una vez, y por lo tanto la elección de materiales debe ser de alta calidad y atemporales. Así conseguimos que el diseño de la piscina no pase de moda en un futuro próximo. Tengamos especial cuidado con las modas pasajeras. Investiguemos nuevos materiales antes de invertir. Debemos ser precavidos con estos y su comportamiento a largo plazo. Los rigores del clima y el agua tratada químicamente pueden tener consecuencias futuras para los materiales nuevos que no han resistido la prueba del tiempo y el uso.

Muchas casas antiguas con alberca se están mejorando, y eso significa que la piscina en sí debe ser replanteada desde cero. Las clásicas albercas de uso agropecuario dan paso a deliciosas piscinas naturales insertadas en espacios de pavimento rustico y gran presencia vegetal. No hay que subestimar el costo y la dificultad de tal propuesta. La remodelación puede costar casi tanto como la construcción de una piscina completamente nueva. Los problemas de la una piscina o alberca vieja, como armaduras de refuerzo corroidas, fugas en el vaso, o envejecido de tuberías y red eléctrica, pueden ser muy costosos de reparar. Cuidado porque hay una demolición de por medio. Los diseñadores y contratistas deben tener experiencia con remodelación de piscinas de antes de decidir acometer su proyecto y presupuestarlo correctamente. Además de ser técnicamente competentes deben controlar la urbanización del solarium bien sea de suelos rústicos como las baldosas de barro para exterior o cualquier revestimiento moderno aunque se aleje de las soluciones de pavimentos rústicos de terracota o piedra natural tan en boga ahora y siempre.

Inspírate

Le damos la bienvenida a las últimas propuestas acordes con el estilo Clean Rustic o Clean Country que ofrecen una experiencia única en la que hemos decidido fundir tradición y modernidad. Estas si que son que son un poco diferentes sin necesidad de ser “más grandes”. La mezcla de sencillez y sofisticación se logra con pocas decisiones si son acertadas. Nos encanta una alberca en lamina, blanca, con poca profundidad, rodeada de un suelo rústico (piedra natural o baldosa de barro). Con medio metro de profundidad se torna turquesa de día y del color elegido de noche. También podemos recrear un rincón romántico con un pequeño estanque natural con solarium de suelo rústico y rodeado de vegetación exuberante.

Solo nos queda mantener nuestra joya en semisecreto para que todos deseen ser invitados.

Pedro Rosa Mena

Las baldosas de barro cocido de origen artesanal son un tipo de baldosas cerámicas que presentan una apariencía rústica de color térreo no uniforme. La tonalidad depende principalmente de las arcillas que la componen y la cocción.

1) Denominación y uso 

Baldosas de barro cocido es un término comúnmente aplicado a una gran variedad de piezas con características muy diferentes, coincidentes en la apariencia rústica, en la alta absorción de agua y en la no aplicación de vidriados. La producción es limitada, discontinua y muy dispersa, generalmente conformadas en estado plástico bajo técnicas artesanales y sometidas a una sola cocción. Sus características las hacen especial y casi exclusivamente adecuadas para nueva edificación, rehabilitaciones o locales que persiguen ambientes de buscada rusticidad.

2) Cuerpo y tonalidades de baldosas de barro

El cuerpo de las baldosas de barro cocido es de color térreo y no uniforme, de textura muy irregular y con granos poros e incrustaciones fácilmente visibles. Las caras y las aristas tienen marcadas irregularidades que se dan por supuestas como propias de estos productos por lo que se recomienda su colocación a junta ancha. Hay gran dispersión de formas y medidas.

La coloración y las tonalidades son diversas en función de las arcillas seleccionadas y el proceso de cocción por lo que se recomienda el control de las baldosas de barro antes de la colocación y la mezcla de los mismas durante el proceso de instalación. Las principales tonalidades presentes en nuestro territorio nacional son las rojizas, asalmonadas y paja-flameadas. Otros colores que empiezan a introducirse en el sector son el pizarra y variedades del cuero (antiguo y rojizo).  

3) Características técnicas de las losas de barro

Debido a la elevada presencia de poros y capilares hay que prever que este tipo de baldosas cerámicas necesitan la aplicación de un tratamiento superficial de la cara vista con ceras o productos "ad hoc", antes o después de la colocación, por razones de aspecto (brillo) o funcionales (rechazo de manchas, resistencia a productos de limpieza, impermeabilidad). Asimismo, no se recomienda su colocación en solados exteriores con elevados riesgos de heladas (a menos que las especificaciones técnicas de las baldosas lo recomienden).

Los baldosas de barro cocido están, en su mayor parte, comprendidos en los grupos AIIb UGL (baldosas cerámicas extrudidas con absorción de agua 6%<E≤10%) y AIII, UGL (baldosas cerámicas extrudidas con absorción de agua E<10%) de las normas ISO 13006 y EN-UNE 14411, Anexos E o F.

Medidas usuales Grosor usual Absorción de agua Carga de rotura
Gran dispersión > 10 mm. 6-15% 2300 - 3200 N
Abrasión Gl Abrasión UGL Resistencia a la helada Resistencia química
Variable 300 - 800 mm3 No Variable

4) Definición y clasificación de las baldosas cerámicas

Al-Andalus, la parte de la Península Ibérica ocupada por los árabes y musulmanes, fue la vía por la que llegaron a Occidente las técnicas de vidriado de la cerámica. La historia de las baldosas cerámicas españolas empieza a finales del siglo XIII con los alicatados musulmanes y se desarrolla hasta la época actual; a lo largo de ese tiempo, tienen particular brillantez los azulejos de estilo gótico-mudéjar, barroco y modernista.

Ahora bien, hasta hace todavía unos años, las baldosas y pavimentos cerámicos eran de una limitada variedad y el conocimiento de sus cualidades y de sus posibles usos formaba parte del acervo común. Pero la diversificación de la producción, que ha acompañado a su crecimiento, y el avance tecnológico que permite alcanzar características más altas y, por tanto, el empleo en nuevos usos, hacen difícil aquel conocimiento incluso a los profesionales que ven sus mesas de trabajo invadidas por información sobre estos y otros muchos materiales y técnicas.

Esa nueva situación ha dado lugar a una carencia terminológica, que hace difícil el buen entendimiento y es origen de confusiones. De esta manera, es frecuente oír o incluso leer en publicidad, pliegos de condiciones o especificaciones de obras palabras o frases de significado dudoso, indefinido o redundante, como “gres”, “pavimentos cerámicos” o “azulejos esmaltados”.

Para ayudar a aquellos usuarios interesados en profundizar en el conocimiento de este tipo de baldosas y pavimentos cerámicos hemos incorporado a nuestra sección algunos capítulos de la “Guía de la baldosa cerámica”. Este manual pretende recuperar el conocimiento de las baldosas cerámicas, tradicionales o nuevas, y ordenar la terminología partiendo de la más aceptada o aceptable.

Clasificación de las baldosas cerámicas según normativa

Las baldosas cerámicas son placas de poco grosor, generalmente utilizadas para revestimiento de suelos y paredes, fabricadas a partir de composiciones de arcillas y otras materias primas inorgánicas, que someten a molienda y/o amasado, se moldean y seguidamente son secadas y cocidas a temperatura suficiente para que adquieran establemente las propiedades requeridas.

Según las normas citadas anteriormente, la clasificación básica de las baldosas cerámicas resulta del método utilizado para su moldeo y de la absorción de agua. El acabado superficial da ulteriores criterios de clasificación.

  Absorción de agua

Tipo de moldeo

Grupo Ia  / E ≤ 0.5%

Grupo Ib / 0.5%‹E≤3%

Grupo IIa / 3%‹E≤6%

Grupo IIb / 6%‹E≤10%

Grupo III / E>10%

Baldosas extruidas

Grupo AIa / Muy baja

Grupo AIb / Baja

Grupo AIIa / Media-baja

Grupo AIIb / Media-alta

Grupo III / Alta

Baldosas prensadas en seco

Grupo BIa / Muy baja

Grupo BIb / Baja

Grupo BIIa / Media-baja

Grupo BIIb / Media-alta

Grupo III / Alta

4.1) Grupos de baldosas cerámicas por el tipo de moldeo

Las baldosas pueden ser moldeadas por extrusión o por prensado en seco. Las baldosas extrudidas forman el grupo A de las normas y las baldosas prensadas en seco el grupo B.

El tipo de moldeo puede generalmente identificarse por observación de la baldosa y particularmente del relieve de su cara posterior. Estos relieves, llamados comúnmente "costillas", aumentan la superficie de contacto con el adhesivo y por tanto la adhesión de las baldosas una vez colocadas.

  • El relieve de las baldosas extrudidas tiene la forma de estrías longitudinales paralelas, más o menos pronunciadas, conservando la baldosa la misma sección transversal a lo largo de la dirección de las estrías. No incluye generalmente la marca de fábrica, aunque en algún caso se graba en los cantos.

  • El relieve de las baldosas prensadas en seco se distribuye sin dirección preferente y consiste en puntos o líneas ordenados en forma de cuadrícula, panal u otro diseño, incluso decorativo. En ocasiones imita el estriado de las baldosas extrudidas. Es frecuente que incluya la marca de fábrica y algún signo de control de producción.

4.2) Grupos de baldosas cerámicas clasificadas según la absorción de agua

La porosidad de las baldosas cerámicas se expresa por el porcentaje de absorción de agua sobre el peso total de la baldosa, medido según un ensayo normalizado. La porosidad guarda una relación próxima con algunas de las restantes características de las baldosas cerámicas.

  • Tipos: la absorción de agua hasta el 3 % se considera baja (grupo I) y dentro de ella, hasta el 0,5 % muy baja (grupo Ia). Entre 3 y 6 %, se considera media-baja (grupo IIa) y entre 6 y 10 % media-alta (grupo IIb). Por encima del 10 % la absorción se considera alta (grupo III).

  • Reconocimiento: un sistema rápido para conocer de forma aproximada la absorción de agua e identificar así el grupo y el tipo de producto, es observar la velocidad de succión de la baldosas. Para ello, depositar una gota de agua sobre una cara no esmaltada y limpia, a temperatura ambiente (entre 15º y 25º C), esperar 20 segundos y observar el resultado:

    • Si el soporte succiona el agua en menos de 20 segundos, es baldosa porosa, del grupo III.

    • Si el soporte no succiona totalmente el agua en 20 segundos y queda mancha de humedad después de secar la gota con un trapo, es una baldosa ligeramente porosa, del grupo IIb.

    • Si el soporte no succiona el agua en 20 segundos y no queda mancha de humedad después de secar la gota con un trapo, es una baldosa no porosa, de los grupos IIa o I.

4.3) Tipos de acabado superficial de las baldosas cerámicas

  • Esmalte: es una cubierta vitrificada por cocción y fuertemente adherida a la cara vista del cuerpo o soporte de las baldosas esmaltadas (GL). Tiene composición diferente de la del cuerpo, y se aplica entre una primera y una segunda cocción (proceso de bicocción) o antes de una única cocción (proceso de monococción). La cara vista adquiere así la apariencia y las propiedades del esmalte, que pueden ser muy diferentes de las del soporte. En general el esmalte se distingue fácilmente a simple vista o, al menos, observando una sección de la baldosa. Las baldosas que no tienen capa de esmalte o baldosas no esmaltadas (UGL) se producen sometiendo el cuerpo, tras su moldeo, a una única cocción. Las caras son de la misma naturaleza y apariencia que el cuerpo.

  • Engobe: es un revoque de arcilla o pasta clara con el que se cubre la cara vista de la baldosa para tapar su color más oscuro. Aunque generalmente se aplica un esmalte sobre el engobe puede dejarse como acabado superficial, que tras la cocción, es mate y menos impermeable y duro que el esmalte.

  • Pulido: es un tratamiento que alisa y da brillo reflectante a la cara vista. Es usual en las baldosas de gres porcelánico y ha empezado a usarse en una pequeña cantidad de azulejos y pavimentos de gres.

4.5) Tipos de baldosas cerámicas mas usuales y sus características

Las baldosas cerámicas mas utilizadas en España se describen a continuación, utilizando las denominaciones más extendidas y teniendo en cuenta criterios objetivos de carácter técnico, arancelario u otros. Pero debe tenerse presente que estas denominaciones no están normalizadas ni son aceptadas o entendidas por igual, por lo que puede ser necesario hacer precisiones o aclaraciones para evitar malos entendidos, particularmente en los casos en que así se advierte.

Tipos de baldosas cerámicas mas usuales en España

Tipos de

baldosas

Moldeo

Soporte

Esmalte

Medidas

(cm)

Grosor

(mm)

ISO 13600

UNE 67-087

Azulejos Prensado Poroso Si 10x10 a 45x60 <10 BIII
Baldosas de gres Prensado No poroso Si 10x10 a 60x60 >8 BIb - BIIa
Gres porcelánico Prensado No poroso No 15x15 a 60x60 >8 BIa
Baldosín catalán Extruido Poroso o lig. poroso No 13x13 a 24x40 <8 AIIb-AIII
Gres rústico Extruido No poroso No-Si 11.5x11.5 a 37x37 >10 AI-AIIa
Barro cocido Extruido Poroso No Gran variedad >10 AIIb 2ª-AIII
Juan A. Arias

Re-descubramos uno de los tipos arquitectónicos más antiguos de hábitat humano.
 

Todos sabemos qué es un patio. Pero cada uno tiene su idea personal de patio. Hoy nos centramos en ese patio humilde y acogedor. En el lugar de descanso donde el reloj se para. Un espacio al margen de modas y por el que no pasa el tiempo.

No vamos a estudiar una gran casa con patio y una enorme parcela. No buscamos una alternativa “urbana” a los grandes chalets unifamiliares de las clases medias-altas.

Queremos:

Un hábitat acogedor al alcance de la inmensa mayoría. Quizá por ello, hablaremos de las ideas más básicas. Configuraremos el tipo más el elemental y a la vez más genuino de patio, que es el de patio rústico.

Un poco de historia

Existe cierta similitud entre la organización entorno al centro, entre la planta de este tipo arquitectónico y la de las casas trogloditas de tipo pozo (excavación vertical como las de Matmata, en Túnez). También sucede esto en las casas halladas en las excavaciones de Ur, en Mesopotamia, fechadas a comienzos del tercer milenio antes de Cristo.

La necesidad de aislarse del clima desértico y, a la vez, crear un ambiente íntimo y privado dio como resultado la casa patio. El patio rústico es el origen mismo del patio. Desde este se evolucionó hacia la casa patio griega, la domus romana y las discretas casas patio islámicas.

Los patios que evolucionaron hacia la sofisticación y la opulencia nunca gozaron del encanto o del aire acogedor de un patio rústico.

Nuestra actitud

Algunos lugares son ideales para ambientar espacios al aire bajo esa temática. El patio rústico nació de las costumbres y características propias de las comunidades campesinas de origen mediterráneo. Es algo muy nuestro. Quizá, por ello nos sintamos tan bien en él.

No es extraño que nos fijemos en los patios de casas rústicas para inspirarnos y tratar de recrear esa atmósfera en nuestro hogar. El ambiente es nuestro objetivo. El espacio exterior, bien entendido, puede ser una extensión del interior y viceversa. Llegados a este punto vamos a entender el patio como una habitación más (en este caso, sin techo). Para un mayor soleamiento del patio será preferible una casa de una sola planta.

Una casa de una sola planta tiene, además, la ventaja de permitir una diversidad de alturas de techo entre las diferentes estancias, así como de formas de la cubierta. Se pueden utilizar lucernarios, que hoy tienen nuevas posibilidades con la utilización de nuevos materiales. Este tipo de casa da una solución más individualista. Es singular en su modo de habitar. Pero se trata de un individualismo educado, contenido dentro de sus muros. Como la casa mira hacia dentro en lugar de manifestarse hacia afuera, no es necesario que la fachada sea muy expresiva. Las fachadas pueden ser vallas anónimas, tras las cuales palpita un mundo diverso que cada familia construye por y para sí misma. La privacidad en un espacio exterior es algo muy valorado en la cultura mediterránea.

Diseñemos nuestro patio

La experiencia nos ha hecho plantearnos la medida ideal para el patio rústico de una familia, que, como comprobaremos más tarde, no debe disminuirse por debajo de 5 m de lado, ya que al reducir el lado del cuadrado se produce una reducción de todas las estancias de la planta que se abren al mismo. En cuanto a su uso como “sala a cielo abierto” vemos la consonancia con su origen. La vivienda mínima mesopotámica, griega o incaica aparece de forma natural. El patio debe ser transitable, atravesable y ocupable al máximo, so pena de convertirse en un enorme ornamento. Todo ello nos devuelve a la premisa de los climas áridos o, al menos, mediterráneos. Es el clima de los patios por antonomasia. Además, por tradición, es la tierra cocida en horno (terracota) el revestimiento estrella para el suelo de nuestro patio rústico.

¿Existe algo más nuestro que un patio con suelo de barro?

Crear ambiente. Autenticidad

Elementos naturales como la terracota, la piedra y la madera en un estado rústico son el sustento de los patios mediterráneos. Los colores representativos de los antiguos cortijos pueden ser plasmados al pintar las paredes de blanco. Así quedan enmarcados los materiales básicos (piedra, barro o madera) dando su máxima expresividad.

El estilo rústico bien parece imitar la esencia de las casas de campo. Este se alimenta de la nostalgia del pasado en casas que inspiran el verdadero valor de un hogar. La madera es otro de los materiales naturales por excelencia. Una pérgola poco elaborada sobre un suelo de barro envejecido puede trasladar el ambiente de un patio actual a otra época. Se trata de elementos que visualmente tienen historia, es como si tuvieran huellas del paso del tiempo en su propia piel.

El color tierra es uno de los más frecuentes en el estilo rústico. Además, una imagen visual que representa a la perfección este tipo de hogar es la de un salón con una chimenea de leña. Por sus características, traslademos ese concepto a nuestro patio como gran salón al aire libre. Nos va a resultar fundamental incluir el fuego como ¨hogar¨ central de reunión en las noches de verano. También se nos ocurre una barbacoa familiar o con amigos.

Si puede ser, en el campo. Casas situadas en entornos rurales que respiran la tranquilidad de la vida del pueblo y que, por tanto, son el mejor refugio para un fin de semana de relax compartido en familia.

Las flores naturales también son un elemento representativo de este tipo de decoración.

El patio rústico tiene mucha personalidad por la autenticidad y aporta sensaciones agradables a toda la familia. En él puedes incorporar lo que pensabas que era imposible. Ya que, si has heredado algún mueble de tus antepasados, este encajará perfectamente en la estética del ambiente.

Existen muchos tipos de patio rústico. Solo algunos de ellos son realmente evocadores. Destacan entre todos los andaluces con su blancura y los toscanos de tonos tierra.

Conectando con la naturaleza

Sin duda, se trata de uno de los espacios más importantes de las casas en primavera y verano. Las personas a las que gusta pasar tiempo en contacto con la naturaleza, buscarán ese lugar y por tanto es importante ofrecer algunos espacios para disfrutar en el día a día.

Tu patio rustico, puede ser un espacio maravilloso para largas tertulias con los amigos, cenas en familia, disfrutar de un buen libro… podríamos decir que se trata de una especie de salón-comedor estival y podemos acondicionarlo dependiendo de las actividades que queramos realizar en él.

Si no disponemos de porche estructural, también podemos acondicionar uno nosotros mismos con algún toldo de fibras naturales o una estructura metálica con enredaderas que nos deje más resguardados. Eligiendo las especies vegetales adecuadas podemos mostrar la estacionalidad y refugiarnos a pleno día en verano bajo una fresca y frondosa parra. Igualmente, el sol de otoño nos puede regalar tardes soleadas maravillosas gracias a la hoja caduca.

La presencia de grandes tinajas de barro cocido para plantar pequeños árboles y flores aportan una importante dosis de elegancia al crear encantadores espacios exteriores, fieles a los antiguos patios mediterráneos. Asentadas sobre grava o el propio césped existente son un atractivo ineludible para ser disfrutado por las personas presentes en el lugar.

El agua

Indudablemente, las fuentes de agua son el punto focal por excelencia de los patios islámicos. El fluir armonioso del agua y el sonido de la misma en caída libre sumergen a las personas presentes en una perfecta sensación de serenidad mezclada con una marcada presencia de la naturaleza.

Distintos modelos pueden representar fielmente las tradicionales características de las fuentes andaluzas, destacándose dentro de ese grupo aquellas compuestas por jarrones y enmarcadas por piedras naturales que sirven como contenedoras del agua.

La presencia del agua va de la mano de la vegetación para crear esa atmósfera que el patio islámico ha desarrollado como ninguno. Esa casa patio rústica con cubierta plana transitable en clima semidesértico debe tener un patio arbolado con una fuente o un pozo. En verano se disfruta de la sombra y el frescor en el patio. En invierno se puede subir a la cubierta a disfrutar del sol e incluso de los cítricos cogidos directamente de la copa del árbol. Un verdadero lujo muy lejos de la ostentación.

Gastemos lo justo

Si bien algunos elementos pueden significar un importante gasto, en general es bastante económico recrear fehacientemente los maravillosos patios rústicos mediterráneos. Basta con saber que no se necesitan demasiados ingredientes. Resulta interesante saber que un proyecto adecuado se centrará en pocas ideas o solo una. Además buscamos la humildad del patio rústico tradicional. Por tanto será fácil focalizar el gasto, por ejemplo, en un suelo protagonista. Siendo auténtico durará toda la vida. La sencillez es una virtud El resto puede cambiar y podemos probar con elementos reciclados. El límite lo pone la imaginación.

En el proyecto tenemos la clave. Definiendo al detalle lo que se quiere y decidiendo con sensatez. A partir de ahí hay que saber parar y disfrutar.

¨Ya tenemos nuestro patio rústico. El de siempre y para siempre¨

Juan A. Arias

Feng shui y naturaleza. Conoce algo más sobre el estilo "clean rustic" con 2000 años de modernidad

Los cinco elementos Feng Shui en decoración son la madera, la tierra, el metal, el fuego y el agua.

Seguramente habréis oído hablar de los cinco elementos, son 5 maneras en las que semanifiesta la energía y dependiendo de cómo se mueva esa energía nos va a crear una sensación. Nos va a dar mucha energía para subir, para sentarnos, para relajarnos, concentrarnos o para sentirnos abrazados. Vamos a ver cómo funciona la energía en los elementos de madera, tierra, metal, fuego y agua, y qué es lo que logramos si tenemos muchos en nuestra casa.

Madera

Energía: Representa la energía cálida de la primavera. La energía en la madera funciona igual que en un árbol, del tronco a las ramas la energía sube y asciende y luego es como si nos recogiera en un abrazo. Una casa entera de madera es acogedora y te dan ganas de quedarte. Un poco de madera nos da la calidez que necesitamos pero en exceso, tanto abrazo acogedor nos acabaría ahogando. Un ejemplo de ello seria sumar estructura, paredes y suelos de madera. Las estructuras de madera vista, por ejemplo, te aportarán ese soporte natural capaz de adaptarse sus ocupantes y sosteniéndose con toda la fuerza de la naturaleza.

Elementos "madera": Estructuras vistas, muebles, suelos, puertas y complementos de madera. Imágenes, cuadros y motivos florales. Formas alargadas y verticales de líneas rectas como un árbol. Tonos verdes y azules.

Consejo: Aumenta elemento madera cuando quieras empezar nuevos proyectos.

Tierra

Energía: Representa la energía estable del centro de la tierra. Terracota es “tierra cocida” Una casa de estilo rustico, tanto tradicional como actual “clean rustic”, debe tener algunos muros ladrillo de barro cocido o piedra. Ello nos transmite estabilidad porque la energía de la tierra se desliza en el plano y nos hace asentarnos. Revestimientos de piedra natural o suelos artesanales de barro constituirán el mejor comodín para dar estabilidad y sosiego al hogar. Si tenemos poco elemento tierra en casa vamos a sentir que la vida fluye demasiado deprisa y que todo se nos escapa, mientras que mayor cantidad de tierra nos va a dar la sensación de paz, que el tiempo se paraliza y nuestra vida se torna estable.

Elementos tierra: Formas rectangulares, cuadradas y líneas horizontales o superficies planas. Construcciones de piedra, ladrillo de barro, suelo rustico de barro manual o piedra natural y, naturalmente, tejas artesanales. Objetos de cerámica y terracota como complemento Cuadros de paisajes con llanuras de campos o del desierto. Tonos tierra con amarillos terrosos y ocres.

Consejo: Aumenta el elemento tierra cuando necesites estabilidad en épocas de cambio.

Agua

Energía: Representa la energía que transmite el invierno. El agua nos va a dar movimiento hace que todo fluya más rápido, nos da ese toque necesitamos de estímulo. Un poco de agua está bien pero en exceso parece que todo se nos escapa de las manos, como que no podemos controlar la vida y no tenemos anda asentado, nos daría inestabilidad. El agua canalizada desde fuentes de piedra natural o tejados de barro artesanal nos dará esa fluidez controlada. Ejemplos admirados durante siglos son los exteriores y patios islámicos o el jardín japonés. El agua conducida o almacenada en materiales naturales como la terracota o la piedra natural combina la movilidad quietud con el equilibrio del yin y el yan.

Elementos "agua": Todos los elementos que contengan agua que circule (fuentes, estanques...), superficies reflectantes como cristales o espejos y todo lo que sea brillante. Formas redondeadas, orgánicas y amorfas. Tonos oscuros brillantes como negro, o azul marino.

Consejo: Incrementa el elemento agua cuando te sientas bloqueado y necesites un cambio y quieras que en la vida pase algo.

Metal

Energía: Representa la energía del otoño. El metal concentra la energía, hace que miremos hacia un punto, nos ayuda a fijar nuestra atención en algo. Demasiado metal nos puede volver demasiado fríos, no nos da tranquilidad ni seguridad, incluso puede parecer que nos están observando. Resulta el “condimento” cuya ausencia echaremos de menos y cuyo exceso resulta bastante peor.

Elementos "metal": Todos los metales (plata, oro, aluminio, hierro, cobre...) cristales naturales, minerales y rocas de granito. Superficies irregulares y cuadros de olas y nubes. Tono blanco polar.

Consejo: Incrementa el metal cuando necesites concentración, disciplina y liderazgo. Cuidado en los ambientes domésticos.

Fuego

Energía: Representa la energía vitalista del verano que transmite fuerza y comunicación. El fuego lo que hace es subir y estimular la energía hacia arriba. Un poco de fuego nos va a dar el toque que necesitamos para nuestra vida social, para estar animados con ganas de vivir, de hablar y de salir. Favorable en las áreas de mayor actividad de la casa pero separado de las de descanso. El suelo de barro artesanal, el ladrillo rustico y la piedra natural serían los marcos perfectos para elementos de fuego. No en vano, el “hogar” tradicional responde a ese esquema de modo literal. Mucho elemento fuego nos volvería irascibles y  acabaríamos excitados, enfadados.

Elementos "fuego": Las luces (la luz natural del sol o artificial de velas y lámparas). Cuadros, figuras o imágenes de paisajes con luz o animales. Complementos de piel y tejidos como la piel o la lana. Formas de triángulo, pirámide o de cono. Tonos rojos.

Consejo: Pon más fuego cuando necesites trabajar la expresividad.

Vamos a encontrar el equilibrio juntando los 5 elementos en cada estancia de la casa, nada en exceso sino en la justa medida. Coge una hoja y apunta los elementos que tienes en casa para hacer un balance de tu hogar. Vais a descubrir muchas cosas de vosotros y de lo que puede fallar. Si no nos sentimos bien en casa puede que tengamos en exceso algún elemento. Por ejemplo, si estamos deprimidos puede que tengamos mucho elemento agua, si nos sentimos ahogados o agobiados, estancados, sin trabajo o con una vida monótona igual tenemos demasiada tierra, si estamos hartos o tenemos un ambiente frío en casa podemos tener exceso de metal o si estamos sobreexcitados de fuego... Recuerda que el secreto de decoración feng shui para un hogar tranquilo está en la dosis.

Juan A. Arias

El estilo rústico moderno, como combinacion de la arquitectura tradicional, el diseño actual y la tecnología contemporánea, puede ser fascinante.

Distintos lugares, distintos estilos

Tradicionalmente, los estilos rurales, se desarrollaron con sus propios rasgos distintivos en respuesta a su entorno. Ingredientes como el clima local, el paisaje, las materias primas locales y el modo de vida dieron las recetas de arquitectura vernácula en cada región. Los estilos rústicos, independientes uno de otros, retuvieron su individualidad por no haber estado en contacto con otras culturas. La falta de transporte de una región a otra y, a menudo, la falta de dinero para adquirir elementos extranjeros favoreció su individualidad. Así vemos con frecuencia muros y suelos rústicos de piedra natural en áreas de sierra. De igual modo, la presencia del suelo de barro artesanal y demás revestimientos deterracota, abundan en las campiñas de terrenos arcillosos de gran fertilidad.

La imagen de la casa de campo actual no se puede definir en términos de color o textura, pues sus propietarios pueden elegir entre una extensa variedad de materiales, técnicas e influencias visuales. Además, ya no existe la necesidad de adherirse a un único estilo.

Simplifica. “menos es mas”

Si mantenemos los valores básicos de sencillez y buena artesanía, los materiales rústicos pueden crear nuevos e interesantes tipos de ambientes con la simple combinación de una gran variedad de suelos rústicos y lo mejor del diseño gracias a la tecnología contemporánea.

Si queremos que el foco principal de cualquier habitación sea la mezcla ecléctica de diferentes estilos de mobiliario, el fondo ha de ser bastante neutro, con paredes lisas o ligeramente texturizadas y un suelo de barro artesanal sin pretensiones como opción acogedora. Esta e incluso una solución de suelo rústico de piedra natural envejecida se mezclará muy bien con la mayoría de las cosas.

Para conseguir un conjunto visual armónico, hay que tener en cuenta algunos puntos importantes a tener en cuenta como que exista un color dominante, o quizás, un motivo dominante. Un ejemplo seria partir de paredes claras y un suelo de barro envejecido con un tratamiento adecuado a su uso. Con ese lienzo tendremos el éxito garantizado, siempre y cuando no introduzcamos muchos mas elementos.

Estilos dispares agrupados en exceso pueden parecer más un pastiche sin mucho sentido que una mezcla hábil, así que es necesaria la abundancia de espacio entre muebles y complementos. Fondo armónico y poco “ruido” es sinónimo de éxito.

Al elegir piezas individuales de mobiliario, lo más importante es evitar la mezcla de estilos que son el resultado de influencias muy dispares. Por ejemplo, el estilo rústico del mobiliario español oscuro y pesado, que forma parte del estilo decoración colonial Tex-Mex o de Santa Fe, estaría fuera de lugar en la delicada esquina de una casa de campo inglesa, mientras que podría ser excelente rodeado de colores mediterráneos luminosos y brillantes.

Hay sitio para la tecnología

No hay que temer el hecho de encajar la tecnología de manera desenfadada. Es mucho mejor buscar un televisor y un estéreo con estilo para dejarlos a la vista sobre una estantería o una mesita de ruedas, que intentar disimularlos detrás de adornos o arruinar la parte trasera de un precioso armario para acomodar todo el sistema de cables.

Hacer un uso completo de materiales y diseños modernos de manera sencilla está mucho más cerca del espíritu real del estilo rústico moderno que buscar baratas e incluso caras imitaciones. La forma sigue a la función. Lo que quede a la vista debe ser autentico y sin complejos independientemente de su edad. Una manufactura actual es perfectamente valida si expresa su naturaleza. Igual que un suelo de barro artesanal producido hoy día resulta incomparablemente mejor que el mejor gres industrial con aspecto rústico. De repente estamos actuando del modo en que se hace en el estilo loft (de origen urbano). Recuperamos e innovamos a partes iguales.

Si se quiere un vinilo práctico y resistente para la pared de una cocina, o una chapa inoxidable sobre los fogones hay que elegir un diseño geométrico limpio y contundente, en vez de modelos que nos recuerden o se asemejen a la piedra, a la madera o a las baldosas de barro.

De la misma manera, hay que buscar satinados para las paredes, simples y bien acabados, en vez de rugosos y falsas gotas de cera.

Concilia tradición y modernidad

Hay que recordar que los objetos de artesanía fabricados a mano pueden ser sin ningún compromiso, contemporáneos a la vez que tradicionales; lustrosas vasijas de cerámica moderna cocidas con arcillas de la región, por ejemplo: tejidos naturales teñidos y trenzados o formas abstractas talladas en maderas autóctonas. También funcionan los elementos naturales y escultóricos como una vieja raíz de olivo. De nuevo, la clave está en no sobrecargar.

Atrévete con un espacio inusual

Para un número creciente de personas, una morada en el campo no es una casa señorial, ni una sólida granja .Tampoco es una modesta casita de campo, sino un tipo de edificio completamente diferente construido en su origen para una amplia variedad de propósitos y más tarde transformada para uso doméstico.

La reciente popularidad de este tipo de rehabilitaciones se debe a la demanda de los cada vez más numerosos habitantes de la ciudad que buscan una existencia pacífica y rural y a la creciente disponibilidad de muchas estructuras sólidas y bellas que han sobrevivido al período de vida útil previsto para ellas. Recuperar su suelo rústico, tanto de baldosas de barro como de piedra natural es casi obligatorio. Existe la posibilidad de rehabilitar la estructura y estrenar un suelo de barro artesanal cocido como hace siglos. Aprovecha la oportunidad de instalar un sistema de calefacción radiante con energía solar. Si además aplicas la protección adecuada a tu suelo de barro, te quedas con las ventajas y eliminas los inconvenientes. Empresas como todobarro se encargan de mantener viva la tradición y, a la vez, ofrecer soluciones de futuro a profesionales y particulares.

Aunque estas viejas estructuras incluyen molinos, faros... la más común quizás sean los graneros y otros edificios de granja que se han dejado de utilizar debido al progresivo éxodo rural a las ciudades.

Quiero un loft

Aquí es donde cobra sentido la idea de loft como actitud. Espacios de uso agropecuario o industrial que quedaron en desuso y constituyen una oportunidad para rehabilitaciones brillantes. Rescatar sus estructuras originales y devolverles la vida en una segunda etapa como residencia. La pureza del loft parte de esa sinceridad constructiva que alabamos en el estilo rústico moderno. Menos es más. Tanto en estructuras rurales como urbanas disponemos de todo un arsenal tecnológico para realzar sus orígenes convirtiéndolos en residencias prácticas, funcionales y muy personales.

Al igual que las personas que viven en el campo, aquellos que quieran crear una atmósfera de estilo rústico en su casas de la ciudad pueden encontrar los espacios limpios y espaciosos origen industrial creando un loft en el que unos pocos materiales naturales den el carácter acogedor. Una pared de ladrillo de barro o un suelo rústico de piedra natural o terracota pueden realzar una estructura de madera o acero desnudahasta el nivel de escultura. Logrado esto, ya tenemos una idea de proyecto según el estilo rústico moderno incluso en plena ciudad.

Introducirse en un edificio vacío, tal vez abandonado, comercial o dedicado a la industria, tiene muchas ventajas. Por ejemplo, espacios infinitos a menudo superiores a los de una casa gigantesca, que ofrecen un control visual sobre la estructura interna, materiales, y detalles arquitectónicos, que al final, convierten a la residencia en algo personal y poco convencional… algo único.

Para conseguir lo mejor de una reforma hay que estar preparado, sin embargo, para gastar una cierta cantidad de dinero y tiempo, al igual que para molestarse en encontrar un arquitecto experimentado en esta clase de trabajo. Los materiales auténticos (piedra, barro artesanal, madera…) en manos de quien los conoce darán resultados auténticos. Alguien que reconozca y respete la integridad de la estructura. Todo ello aunque signifique un cierto compromiso: unas ventanas enormes en un granero pueden permitir la entrada de mucha luz, a la vez que muestran una panorámica que corta la respiración, pero desfigurarán para siempre la fachada de un edificio antiguo.

Busca la tradición del lugar

Cuando sea necesario hay que buscar materiales nuevos que tengan un origen local, o al menos, que vayan en armonía con aquellos utilizados en la arquitectura local.

Cuando el trabajo duro está hecho y las habitaciones están listas para ser decoradas, hay que recordar que el mobiliario diseñado para habitaciones ordinarias puede ser totalmente inadecuado para este tipo de transformaciones. En la mayoría de los casos la proporción es lo primero que hay que tener en cuenta, pues hay que asegurarse de que todo lo que se elija esté a escala para acomodarse a la composición.

Las piezas pequeñas parecerían perdidas en un espacio cavernoso. Encontrar sustitutos adecuados puede ser más fácil y más barato de lo que parece, aunque son artículos modestamente clasificados según tamaño perfectos para casas normales, son bastante buscados en tiendas de antigüedades o lugares de subasta y por consiguiente más caros.

Las casas construidas para varios propósitos, pisos y apartamentos, pueden albergar mesas gigantes y baúles. Estos son ideales para las propiedades reformadas y suelen ser sorprendentemente baratos.

También hay que considerar las proporciones a la hora de elegir las telas y accesorios. Un pequeño estampado floral, un delicado remate o una colección de objetos pequeños abruman en la reforma de espacios grandes y resultan totalmente inadecuados.

Dentro de los espacios continuos hay que definir pequeñas áreas para comer, trabajar... con diferente colocación de mobiliario, alfombras y puntos de luz. De esta manera se puede conseguir una sensación de espaciosidad mientras se crea una atmósfera cálida, de bienvenida, que es la cualidad más atrayente y tal vez más importante del estilo rústico moderno… y de un buen loft.